Saltar al contenido
Blog de Viajes de Pumuki

Que ver en Dubrovnik, la perla del Adriático

En el centro amurallado de la ciudad encierra la mayor parte de los lugares de interés de Dubrovnik, una ciudad con mucha historia y con mucho encanto sobre todo de noche, cuando baja el número de turistas y la ciudad se relaja.

Hoy en día Dubrovnik, la perla del Adriático, es uno de los centros turísticos más importantes del Adriático y para mi una de las ciudades mas bonitas de Europa. Si quieres visitar las mayor parte de los sitios que ver en Dubrovnik, debes recorrer a pié las calles del casco antiguo de la ciudad, recorriendo al tiempo muchos años de historia de esta ciudad de la costa Dálmata de Croacia.

Nosotros llegamos a Dubrovnik como parte de nuestro recorrido por Croacia. Aquí te voy a hablar de que ver y que hacer en Dubrovnik, pero también de su historia, de como llegar a Dubrovnik o de algunas excursiones por los alrededores de Dubrovnik, etc

Breve reseña histórica sobre Dubrovnik

La primera mención a la ciudad de Dubrovnik es del año 614. En aquella época, lo que hoy es el centro de Dubrovnik era en realidad una pequeña isla (Laus) en la que se estaba formando un pequeño asentamiento (Rausium o Ragusa), que sirvió de refugio a los habitantes que huían de Epidauro. Dubrovnik ha sido llamada en el pasado la Atenas Dálmata y hoy en día se la conoce como la Perla del Adriático.

En el siglo IX, Ragusa se había convertido en la ciudad mas importante de Dalmacia. Pasó de estar bajo el imperio de Bizancio a pertenecer a la República de Venecia y en 1358, la actual ciudad de Dubrovnik consiguió su independencia para llamarse República de Ragusa. Desde entonces, el lema de esta ciudad ha sido “la libertad no se vende ni por todo el oro del mundo”.

La ciudad-estado siguió existiendo hasta 1808 en que Napoleón puso fin a la República y lo anexo al Reino Napoleónico de Italia. Después pasó por el dominio Austrohúngaro y tras la primera guerra mundial en 1918 pasó a llamarse Dubrovnik y a pertenecer al reino de los Servios y la posterior Yugoslavia hasta 1991. Tras la guerra de los Balcanes, donde fue duramente sacudida, pasó a formar parte de Croacia.

Me he saltado muchos momentos de la historia, no era mi objetivo entrar en muchos detalles. Lo que si quiero señalar es que pasear por esta ciudad es pasear por un lugar importante en la historia de Europa, lo que junto con su patrimonio acumulado han hecho que Dubrovnik este declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1979.

Aproximación al centro de Dubrovnik

Cuando nos acercamos al centro de Dubrovnik vemos una ciudad amurallada, pero no localizada en una isla como estaba originalmente, sino en una península, ya que el canal que la separaba de tierra firme se llenó en el siglo XII.

El paseo por la calle principal llamada Stradun, que ocupa el espacio de aquel canal que separaba la isla del continente y el recorrido por la muralla nos darán una buena visión de la ciudad y nos permitirán llegar a los sitios mas importantes que ver en Dubrovnik. 

Pero el mayor problema de esta ciudad es la masificación del turismo, provocada por todos pero en gran medida por los numerosos cruceros que hacen escala cada día. Por eso es aconsejable un tranquilo paseo nocturno por Dubrovnik con menos gente, durante el que podremos además de cenar encontrar numerosos lugares para tomar una copa. Pude volver de noche en dos ocasiones y parte de las fotos de Dubrovnik que muestro son de esos paseos.

Que ver entrando a Dubrovnik por la Puerta de Pilé

Podemos entrar a la ciudad por varias puertas, pero recomiendo hacerlo por la puerta de Pilé. Nos llevará directos a un extremo de la calle Stradun o Placa.

A la izquierda tenemos uno de los accesos a la muralla y el Monasterio Franciscano, del siglo XVII, mezcla de románico y gótico. Allí se encuentra también una de las farmacias mas antiguas de Europa, en concreto la tercera mas antigua.

Avanzando por Stradun veremos la Gran Fuente de Onofrio.  El Stradun es una calle ancha, con comercio y restaurantes, que nos permite tener perspectiva del otro extremo donde se encuentra el Palacio Sponza, edificio gotico-renacentista del siglo XVI que posteriormente, en el siglo XIX ha hecho funciones de aduana y hoy es sede del Museo de los Héroes, en memoria de los que murieron en la Guerra de los Balcanes entre 1991 y 1992. Acercándonos podemos ver la columna de Orlando y la Pequeña Fuente de Onofrio.

En la calle principal llamada Stradun o Placa se encuentra la Gran Fuente de Onofrio
Stradum es la calle principal de Dubrovnik. Abajo, la Gran Fuente de Onofrio.

La Puerta Ploce y el Monasterio de los Dominicos de Dubrovnik

Por un arco en la fachada del palacio Sponza podremos pasar a una calle empinada por la que llegamos al Convento de los Dominicos, construido a lo largo de los siglos XIV y XVI. Si seguimos, muy cerca está otra de las puertas de la Muralla, la Puerta de Ploce.

A la Puerta Ploce y el Monasterio de los Dominicos se llega desde Stradun por una calle empinada
Monasterio de los Dominicos y Puerta de Ploce

La Catedral de Dubrovnik

A continuación tenemos que volver hacia la Placa, ahora cuesta abajo, para continuar el recorrido por una calle perpendicular, ancha al principio aunque luego se va estrechando. Estaremos de hecho ante la Iglesia de San Blas, patrón de la ciudad (siglo XIIX) y en seguida llegamos al Palacio de los Rectores (siglo XV), que fue la residencia de la máxima autoridad de la República de Ragusa, el Rector. Hoy es sede del Museo de Historia de la Ciudad y en verano a veces se celebran espectáculos de música y danza.

Finalmente llegamos a la Catedral de la Asunción, de estilo gótico y renacentista con algunos detalles barrocos. Estaba cerrada cuando llegamos pero volvimos a visitarla en nuestro paseo nocturno.

Gran Parte de los puntos de interés de Dubrovnik se encuentran muy cerca unos de otros lo que permite visitar lo imprescindible de Dubrovnik a pié.
San Blas, Palacio de los Rectores y Catedral de la Asunción

El Puerto de Dubrovnik

Muy cerca está el puerto de Dubrovnik, al que merece la pena acercarse a la hora del aperitivo o a comer. Hay mucho ambiente. Si has realizado el recorrido que te he indicado, habrás recorrido tan solo poco mas de 1000m pero ya se te habrá abierto de sobra el apetito. De noche, también merece la pena pasarse por aquí.

El puerto de Dubrovnik tiene un especial encanto de noche. Es un lugar recomendable para cenar en Dubrovnik

Que ver desde la muralla de Dubrovnik

Desde la muralla se puede ver todo Dubrovnik, ya que la muralla rodea completamente y se puede recorrer en su totalidad, son casi 2km de largo.

Si prefieres recortar distancia, te recomiendo la mitad mas cercana al mar. El recorrido por la muralla de Dubrovnik ofrece fantásticas vistas tanto del mar como de la ciudad. En diversos puntos del mismo, aprovechando algunas zonas mas anchas de la muralla, es posible encontrar algún kiosco donde tomar un refresco o incluso picar algo. Se agradece, porque se trataba de un día muy caluroso, típico del verano croata.

El recorrido a pié por de la muralla de Dubrovnik permite dar la vuelta completa a la ciudad

La guerra sigue visible en Dubrovnik

Como ya observamos en nuestras visitas a Sivenik y la excursión a Mostar, los efectos de la guerra son evidentes también en nuestro recorrido por Dubrovnik. La muralla quedo milagrósamente intacta tras los bombardeos de 1991 y 1992, pero la mayor parte de la ciudad quedó destruida.

En gran medida, la ciudad de Dubrovnik ha sido restaurada, de hecho todo el recorrido que os he contado hasta ahora no tiene grandes marcas de guerra. Sin embargo, si nos movemos por las callejuelas que hay entre Stradun, la Catedral y la Muralla encontraremos dos zonas muy distintas. La zona mas cercana está reconstruida y viva, con muchísimos sitios para comprar o comer. Cuando nos alejamos un poco, mas cerca de los pies de la muralla, la ciudad se muere de repente y podemos encontrar solares con casas completamente destruidas.

En las calles de Dubrovnik mas alejadas de Stradun quedan señales de Guerra con casas completamente derruidas.
Señales de Guerra en las calles de Dubrovnik

El paseo nocturno

Después de un día agotador de andar y de calor, rodeados de multitudes de turistas, la noche le da a la ciudad un aire de mucho mayor encanto. Recomiendo este paseo y recomiendo sentarse a tomar algo en la terraza del Troubadour Jazz Cafe mientras escuchas un concierto de Jazz al aire libre. Recuerdo con especial cariño este momento a pesar de que los niños se nos durmieron en las mesas.

En tu viaje a Dubrovnik reserva tiempo para un paseo nocturno y un rato en la terraza del Troubadour Jazz Cafe mientras escuchas un concierto de Jazz al aire libre
Dubrovnik adquiere gran encanto de noche

Otras cosas que ver y que hacer por los alrededores de Dubrovnik

Añado aquí otros planes por Dubrovnik para que pongas o quites en tu itinerario a tu gusto. Nos quedamos con ganas por falta de tiempo de:

  • Bañarnos en la playa de la ciudad vieja, un baño con vistas a la ciudad vieja y a la muralla.
  • Coger el teleférico que sube a lo alto de la montaña para tener una buena panorámica de la ciudad de Dubrovnik desde lo alto.

Por los alrededores hay también muchas visitas interesantes. Nosotros hicimos estas tres:

  • Las islas Elafiti, un conjunto de 8 islas muy cercanas a Dubrovnik de las que solo tres están habitadas. En este caso lo mejor es contratar una excursión en barco (ver excursión con Civitatis)
  • La Isla de Korkula, ciudad natal de Marco Polo. En este caso la isla está mas alejada de Dubrovnik. Nosotros fuimos en coche y en ferry, pero también hay excursiones organizadas.
  • Excursión de un día a Mostar, que ya te he contado en excursión a Mostar. Si quieres, hay una excursión organizada a Mostar muy interesante, que además incluye las cascadas de Kravivhe (ver detalles)

Puedes encontrar muchas mas opciones de actividades y excursiones organizadas por Dubrovnik en excursiones con Civitatis.

Consejos para visitar Dubrovnik

Aquí van algunos consejos para sacarle el máximo provecho a tu visita a la ciudad de Dubrovnik:

b) Si puedes evitar el mes de Agosto mejor. Creo que el turismo baja en Julio y desde luego, primavera y otoño son muy buenas épocas para visitar Dubrovnik.

a) La jornada que te he relatado en agosto es agotadora. Recomiendo salir temprano para hacer una parte importante del recorrido antes de que aprete el calor. Si vas con niños puede ser que no lo soporten bien, por lo que no es mala idea repartir la visita a la ciudad en dos medios días, dedicando las tardes a un plan mas relajado como darse un baño, o subir al teleférico.

c) Sobre el alojamiento, un hotel cerca del centro siempre será mas caro, por lo que se puede reducir el coste si nos alojamos en algún pueblo a pocos kilómetros. Las comunicaciones en autobús hacia el norte por la costa son buenas y frecuentes, dejándonos al lado de la muralla.

Enlaces de interés

Visitamos Dubrovnik durante nuestra ruta de dos semanas por Croacia. Para organizar tu viaje, te traigo aquí estos enlaces:

A %d blogueros les gusta esto: